+51 960058313 [email protected]
Seleccionar página

En el artículo sobre el like y nuestro cerebro, hablábamos de las consecuencias de estar pendientes de un like en las redes sociales, y es que afecta nuestras capacidades cerebrales, como la concentración, la atención por tiempos determinados, el lenguaje en cuanto a leer y escribir textos largos, porque la persona se centra en revisar su celular, tablet o computadora, teniendo como consecuencia la pérdida de lo que pasa en el mundo real. Así también, se ve cómo el uso de las pantallas táctiles de los teléfonos inteligentes afecta la coordinación cuerpo- mente, pues aquel uso se ha tornado más fácil de utilizar y sedentario para el cuerpo. Y por si fuera poco, ponemos en riesgo nuestra salud con alguna enfermedad inflamatoria, el desgaste visual, aislamiento, aumento del ego a partir de los likes…

Está claro que la segregación de dopamina en nuestro cerebro se debe a diferentes factores y un ‘like’ no es la excepción, más hoy en día que se encuentra en las redes sociales y todo el día queremos estar conectados. Este ‘like’ nos da tanta satisfacción como dependencia, porque la dopamina puede ser adictiva ¿Te llega una notificación? ¡Dopamina! ¿Te llega un correo? ¡Dopamina! ¿Alguien comenta tu foto? ¡Dopamina! ¿Alguien te da like? ¡Dopamina!

A continuación 5 recomendaciones que te podrían ayudar para reducir la ciberdependencia al Like:

Recomendación 1:

Si tienes pereza, anda a contracorriente en vez de quedarte con tu celular. Inmediatamente puedes buscar algo que hacer: jugar futbol, vóley, pintar, componer, cantar, salir a correr, preparar algo para comer… Funciona ¡De verdad que funciona! ¡Créetelo! ¡Hazlo!

Recomendación 2:

Busca un libro interesante para ti y léelo, subraya, escribe tus reflexiones en un cuaderno, pero no publiques nada en tus redes.

Recomendación 3:

Ponte a pensar todo lo que has dejado de hacer por vivir en un mundo abstracto, pregúntate ¿Si me quedaran un par de horas, ¿qué harías para mejorar? Recuerda los buenos momentos concretos y vuélvelos a vivir.

Recomendación 4:

Busca un abrazo y abraza, funciona para recargarte físicamente, busca lo real, no lo abstracto.

Recomendación 5:

Separa tu celular de tu lado cuando vayas a desayunar, almorzar, estar en familia y/o amigos.

Con esta información,
¡La reflexión y el cambio está en ti!

Referencias

Bermejo, P. (2016). Las redes sociales ya han modificado nuestro cerebro. Recuperado de https://www.pfizer.es/docs/pdf/_noticias/20160419_094905/NP_Impacto%20de%20las%20rrss%20en%20el%20cerebro.pdf

Jiménez, A. G. (noviembre, 2015). Las redes sociales: Una mina de oro de dopamina. Recuperado de https://www.merca20.com/las-redes-sociales-una-mina-de-oro-de-dopamina/

Esco-E-Universitas (febrero, 2018). Adicción a las Redes Sociales y tu cerebro. Recuperado de https://www.escoeuniversitas.com/adiccion-a-las-redes-sociales-y-cerebro/